Europa incrementa las restricciones para las stablecoins.